Miércoles, 30 Diciembre 2009 10:15

Villa de Rus - Jaen Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)
Mapa de Rus - Jaen Mapa de Rus - Jaen

Rus es un pequeño municipio situado al norte de la comarca de La Loma y Las Villas cuyo territorio, típico de la campiña olivarera, desciende paulatinamente hacia el norte, desde la Loma de Úbeda hasta el río Guadalimar. Su principal acceso es la carretera N-322 Linares-Albacete. Su término es eminentemente agrícola, siendo el olivar el cultivo principal. Precisamente, en los últimos años, el 85% de las tierras labradas se han puesto de riego.

La economía de Rus está basada en la olivicultura, la industria almazarera y la industria textil, muy arraigada en la localidad. Las buenas comunicaciones por carretera de Rus y su cercanía a los núcleos urbanos de Úbeda y Linares, hacen que se deriven hacia estos municipios las actividades comerciales y asistenciales.

Según algunas fuentes, Rus es la antigua República Ruradensis del año 202, época del emperador Aurelio, aunque no se descarta que anteriormente hubiese un núcleo ibérico.

De época visigoda hay dos importantes asentamientos en el término municipal. Se trata de dos oratorios o cenobios, el de Valdecanales y el de la Cueva de la Vegilla. A demás de estos asentamientos, la aparición de restos cerámicos descontextualizados por el territorio, permiten suponer la existencia de un núcleo de población.

La localidad debió caer en manos de Fernando III al mismo tiempo que el resto de la región, hacia el 1226, aunque no aparece citada en las crónicas.

Tras la conquista perteneció a la Orden de Calatrava. En el centro urbano se conserva un torreón cilíndrico, perteneciente a un antiguo castillo, restituido a la ciudad de Baeza en 1440 en el reinado de Juan II, tras ser protagonista de las luchas civiles entre los partidarios de Álvaro de Luna y los de los nobles. Fue aldea dependiente de Baeza hasta el año 1628, siendo separada y hecha realenga por privilegio del rey Felipe IV.

En los siglos XVI y XVII se produjo la expansión de su casco urbano. Su formación comenzó en las laderas de las Eras del Moral, en la calle de las Torres y en el barrio del Zacatín. Por sus calles se conservan varios inmuebles con rejas, balcones y escudos de los siglos XVIII y XIX. En 1886 incorporó a su término el anejo de El Mármol, antiguo señorío del secretario de Felipe II, Juan Vázquez de Salazar y Molina.

El Ayuntamiento es un inmueble de sillería del siglo XX. Tiene aire clasicista, presenta una puerta flanqueada por pilastras, huecos adintelados y recercados y, en la parte alta, el escudo de la villa. En la misma plaza y frente a él podemos encontrar soportales de pilares, con edificios de arcos escárzanos y antepechos de hierro colado. Sólo queda en pie un torreón árabe de los tres que formaban el antiguo castillo-fortaleza del siglo XIII. Es de mampostería, tiene doce metros de perímetro y sus huecos están constituidos por saeteras y desagües.

Hasta hace pocos años se mantenía otro situado en la calle Turrumbero que, al estar menos elevado, probablemente tuviese la puerta de entrada.

Situado en el cerro de la Alcobilla, entre Zagahón y Los Escuderos, se encuentra el oratorio rupestre visigótico de Valdecanales. Es el único hipogeo que se conserva en el sur de España y fue declarado Monumento Nacional el 21 de marzo de 1970.

Éste oratorio está formado por tres cuevas excavadas en roca de arenisca y protegidos por otra de granito. La fachada principal, labrada en un talud, presenta una larga arcada ciega con arcos de herradura clásica. Su interior representa una capilla de tres naves con bóvedas de cañón sobre pilastras cuadradas, que tienen una greca en las líneas de arranque de los arcos transversales.

Las otras dos cuevas, de menor dimensión, también con bóvedas de cañón y absidiolas, pudieron estar destinadas a baptisterio y refectorio.

También enriquecen el patrimonio de Rus la iglesia de Nª Sª de la Asunción, la Casa de Triana, los Escudos de los Vilches y los Teruel, el Hipogeo de la Veguilla, el Puente de los Escuderos, el pavimento romano de la Torre del Obispo...

Algunos datos de interés
Distancia a Jaén: 52 km. Altitud: 640 m.
Población: 3.743 habitantes. Superficie: 47 km2.
Gentilicio: Ruseño
Las fiestas

Hay en Rus dos tradiciones que resaltan por encima de todas. Tanto San Blas como la Fiesta de Mozos llevan el sello de identidad del auténtico espíritu ruseño.

Desde aquellas cuadrillas de arrieros que levantaron un floreciente comercio de aceite en los siglos XVII y XVIII, pasando por los carboneros del siglo XIX y primera mitad del XX, hasta los actuales olivicultores e industriales del sector textil, ninguno ha faltado a la cita de su santo protector. San Blas sigue marcando un alto laboral y festivo desde hace siglos. Esta identificación entre santo y pueblo data de tiempos inmemoriales y al menos es anterior a 1633, pues se tiene constancia de que en dicho año el prior ruseño, el licenciado Alonso Palomino, decide dirigirse al vicario eclesiástico de Baeza, manifestándole el estado ruinoso en que se encontraba la ermita de Santiago y una imagen de San Blas que en ella recibía culto. La capilla se restauró y se encargó una nueva talla con el óbolo generoso del vecindario. Faltaba la autorización eclesiástica para el recibimiento con la solemnidad que el momento y la situación requerían. El vicario baezano, el licenciado Francisco Dávila, accede a lo solicitado y aquellos primeros de febrero de 1633 se convierten en todo un referente histórico que ha perdurado desde entonces: la entrega del estandarte, la Salve a la Candelaria y su hoguera, la celebración de la Eucaristía, la procesión, el reparto de las típicas rosquillas, la quema masiva de pólvora en todas sus variedades, el volteo de campanas durante la procesión, la suelta de palomas como símbolo de alegría y paz, y la degustación, en los hogares ruseños, del típico cocido con "relleno de San Blas". Esta devoción ruseña al obispo y mártir de Sebaste está tan entroncada en el pueblo que todavía hay aborígenes que lo creen el patrón en detrimento de Santiago Apóstol.

La Fiesta de Mozos es la más singular de todas las tradiciones de Rus. Única en todo el territorio provincial e incluso nacional, pues el privilegio de una segunda procesión de Jesús Sacramentado, con el mismo esplendor y solemnidad que en el tradicional Corpus, y unas "máscaras" a finales de septiembre no son habituales en villas y ciudades.

El origen de esta peculiar efeméride "el tercer domingo de septiembre"se remonta al siglo XVII, entre 1678 y 1693. En aquella época las comarcas de Baeza y Úbeda sufrieron grandes pestes y epidemias. La llamada "bubónica" (por un tumor que aparecía en los ganglios linfáticos de las axilas e ingles) fue la que más afectó a los muchachos ruseños de entonces, los llamados mozos. Veinticinco, según los estatutos de la Hermandad del Santísimo, fueron los afectados. La población de entonces se vio seriamente diezmada (alrededor de un 10 por ciento) y cundió el miedo y el pánico. Ante esto, dice la tradición oral que los ruseños, que por su formación y filosofía eran profundamente religiosos, no tuvieron otra idea que implorar al Santísimo y sacarlo en procesión rogativa para que cesara aquella terrible epidemia mortífera. Cuentan que desde aquel momento no se produjeron más contagios y que el milagro se había producido. Los mozos que se salvaron y el resto de la población decidieron conmemorar dicho acontecimiento disfrazándose para dar rienda suelta a su alegría.

Una especie de carnaval en pleno epílogo veraniego o prólogo otoñal y de aquí, junto con la procesión, su carácter extraordinario y atípico. Tres días de "máscaras" y de auténtica fiesta popular y en los que, de forma espontánea, los ruseños salen a la calle para expresar su ingenio, sus burlas o críticas con la sola intención de solazar a su espíritu y a su cuerpo.

Visto 2667 veces Modificado por última vez en Miércoles, 27 Marzo 2013 09:19
Pablo Rus

Sitio Web: www.pablorus.com.ar Email Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: Charches, La Rambla del Agua »

Deja un comentario